ENGLISH
 

De Guatemala A... Descargue Aquí 

El gobierno coquetea con un consultor de imagen guatemalteco para subir en las encuestas.

Julio Ligorría, estuvo en Palacio con Toledo y Raúl Diez Canseco. Gustó y podría ser contratado.

El gobierno parece haber encontrado por fin la Piedra filosofal para revertir la baja popularidad presidencial: Alejandro Toledo ha decidido contratar un gurú en comunicaciones que le permita -a él y a sus ministros- subir en las encuestas.

Precisamente, uno de los que más se ha tomado a pecho el úkase presidencial es Raúl Diez Canseco, quien estaría muy entusiasmado con el consultor guatemalteco Julio Ligorría. Ligorría visitó a Toledo el 11 de mayo -se dice que a instancias de Manuel Torrado, de Datum- e hizo una presentación al parecer bastante convincente. En Palacio hay la convicción de que el trabajo de la Secretaría de Comunicaciones -que dirige María del Rocío Vesga- no ha logrado sintonizar con las expectativas del Primer Mandatario, por lo que se requiere un "peso pesado" que rediseñe la estrategia comunicacional del gobierno.

Pero, ¿quién es Ligorría?

Para empezar, figura en el directorio de la Asociación Internacional de Consultores Políticos, la misma hermandad a la que pertenece ese otro gigante de las comunicaciones que asesoró a Fujimori en la campaña del 2000, el español José Luis Sanchís. Según información aparecida en la web, es experto en marketing gubernamental, especialista en comunicación de gobiernos y manejo de crisis. Posee su propia compañía (Interimage Latinoamericana) y además de trabajar en campañas políticas en Centroamérica, ha tenido como clientes a Coca Cola, Universal, BellSouth, JP Morgan y ENRON Development Corp.

Pero quizás su mejor carta de presentación sea lo que escribió Alvaro Vargas Llosa en la revista Perfiles Liberales (1999): "El que conozca a Julio Ligorría y no encuentre inmediata utilidad en su genio comunicador, su vasta red de amistades y contactos, y su finísimo sentido de las realidades -políticas, económicas y sociales- que determinan el curso de los acontecimientos en América Latina, desaprovecha un recurso de incalculable valor".

Si lo dice Alvarito...

Sin embargo, otro nombre que se perfila sería el del cubano americano Mario Elgarresta, quien ya asesoró a Toledo en la campaña electoral. El chileno Juan Forch sí estaría descartado, luego de trabajar en la campaña presidencial de PP, se integró al lobby de Lucchetti.