ENGLISH
 

En la frontera de la coca: habla el ministro panameño Raúl Mulino Descargue Aquí 

En la frontera de la coca: habla el
ministro panameño Raúl Mulino


La historia contemporánea de Panamá está marcada por el signo de los tiempos: es la primera
frontera que debe cruzar el narcotráfico en su viaje a los mercados de México y Estados
Unidos.


A decir del ministro de seguridad panameño, el doctor Raúl Mulino, las prácticas del
pasado dejaron una herencia de complejo manejo. Primero fue un jefe de las fuerzas armadas que
cobró a los narcotraficantes para negociar sus ventas en territorio nacional. Luego, vino un largo
período de “dejar hacer”, en el cual no se luchó una guerra que los gobernantes de ese país no
consideraban propia.

Por eso es que los esfuerzos actuales del gobierno del presidente Ricardo Martinelli están
encaminados a rescatar la soberanía nacional y fortalecer la lucha anti narcotráfico. Se ha reducido
en un año la criminalidad para bajarla de 24 a 19 crímenes por cada 100 mil habitantes. La fuerza
policial se ha triplicado, y las capturas de droga pasaron de ser algo anecdótico a sumar una
cantidad interesante.

El rescate de Panamá incorpora, como iniciativa propia, una buena dosis de tecnología
para controlar el narcotráfico. Radares, aviones no tripulados, helicópteros con visión nocturna y
el establecimiento de bases navales nuevas ayudan a controlar las costas y cielos de ese país.
Y tomando la lección que están viviendo los panameños, hay algo: algunas decisiones en la
lucha contra el crimen organizado requieren tiempo para hacerse una realidad. Debe tenerse claro
que la seguridad es el tema clave en materia de desarrollo de las naciones. Aunque tengamos
inversiones en educación, salud o infraestructura, pueden derrumbarse si no hay cómo garantizar
la vida de los ciudadanos.

Las conclusiones quedan a la vista. Hay temas que pueden ocurrir en cualquier parte del
mundo, pero que por su parecido, nos debe llamar a la reflexión y mejor aun, la acción. Según nos
dice el ministro Mulino, la experiencia panameña está a disposición de los gobiernos que la
quieran aprovechar.

Tomemos nota de algo: mientras Estados Unidos invierte 58 mil millones de dólares para
vigilar la frontera con Centroamérica, en tanto todos los países de la zona no gastan ni 4 mil
millones en su funcionamiento total.


Guatemala, 10 de julio 2011

Videos